Ejercicios de Kegel y sus beneficios para los hombres

La incontinencia urinaria y la impotencia no son problemas asociados a la edad que no se puedan solucionar. Los ejercicios de Kegel son el remedio más sano y barato que puedes hacer para aguantar más tiempo sin ir al baño a orinar y para disfrutar de una buena salud sexual.


En la década de 1940 el doctor Arnold Kegel propuso unos ejercicios a sus pacientes. En 1948 publicó su descubrimiento en el artículo “Progressive resistance exercise in the functional restoration of the perineal muscles”.

A pesar de que los resultados de Kegel fueron probados por mujeres, últimamente, se ha demostrado su éxito también entre las personas del género masculino.

Las recomendaciones de Kegel de la década de los 40 a sus pacientes fueron la base de los ejercicios de Kegel que practican miles de hombres actualmente.


Practica los ejercicios de Kegel

Para ejecutar de manera efectiva los ejercicios de Kegel, tienes que localizar los músculos que hay que reforzar.

Una de las mejores maneras de hacerlo es cuando vas a orinar. Para el flujo de la orina a media micción. No tenses los músculos de las nalgas, las piernas o el abdomen. Si puedes cortar completamente la micción, habrás encontrado donde está el músculo que tienes que fortalecer.

Algunos hombres hallan estos músculos imaginando que están impidiendo que se escape una ventosidad. Apretar estos músculos proporciona una sensación de tironeo. Estos son los músculos que debes reforzar en los ejercicios pélvicos y no otros.

Si no puedes localizar estos músculos, necesitarás aprender biofeedback. Se trata de una técnica que ayuda a controlar funciones involuntarias de tu organismo. Es una terapia que previene y trata diferentes condiciones como dolores de cabeza, dolor crónico, incontinencia y presión arterial alta.


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon

Yes Uruguay© 2013 Empresa Deportiva - Diseño Co-Marketers